Going back to my roots

Ya esta aqui el Otoño, a punto de entrar … hoy paseando por la calle las hojas nos rodearon y pense que comenzaba un nuevo ciclo. Yo creo que los ciclos no empiezan el 1 de enero, empiezan en Septiembre, cuando volvemos con propositos que incubamos en las largas tardes estivales, cuando paramos las agujas del reloj y repasamos mentalmente nuestra vida. Lo que fuimos, lo que somos, lo que nos gustaria ser… lo que nos dejen ser…

Para mi, este Otoño comienza con una Exposición de Antonio Muñiz , El Baile de las Sombras, una exposición que inauguramos en unos dias, el dia 15 de septiembre para ser exactos. Antonio es de Mexico, un pais que adoro, aunque vive en Los Angeles, y por casualidades del destino aterrizo en Madrid para pasar dos meses a principios de verano y yo que me habia enamorado de su obra en la distancia, senti la urgencia de hacer una exposicion en The Lab Room de su obra y le pedi que dibujara y dibujara y Antonio dibujó, creó, divagó y soñó hasta dar forma a estos dibujos surreales que conectan el cuerpo y el alma, metafísicos, que beben en la nostalgia de artistas como Roberto Matta, Wolfgang Paalen.

Su técnica explora el fumage, el arte de crear dibujos y formas con el humo que sale de una llama, un humo que cambia constantemente de forma, que evoluciona y fluctua constantemente como nuestras impresiones, como las circunstancias. Su uso del color es fascinante, crea sinfonias cromaticas que mantienen dialogos con el alma.

Las que me conoceis bien sabeis que antes de abrir The Lab Room estudie Historia del Arte, una profesión a la que me he he dedicado esporádicamente, que nunca he dejado del todo. En mi primer y mi segundo The Lab Room , en la calle Velazquez, y despues en Lagasca, hubo muchas exposiciones y sentia la necesidad de en este nuevo The Lab Room, el que con tanto mimo y amor hemos creado mano a mano, Carlos y yo, en un local que llevaba muchos años cerrado pero que volvio a la vida con todos los sueños que tejimos entre los dos, volver a tener una exposición, sobretodo porque antes de ser The Lab Room fue la famosa galeria de arte Heller, y sus paredes añoraban cuadros.

Bienvenidos a la primera exposicion de The Lab Room, Claudio Coello. Os invitamos a todos a venir a visitarla, a disfrutar de una obra magnetica, sutil que explora el subconsciente y pasea por lo material y lo intangible. Y por supuesto, a quien quiera, a llevarse su obra a casa, yo ya la tengo impregnada en el alma.

 

ANTONIO MUÑIZ – DANCING WITH THE SHADOWS OF THE SELF

THE LAB ROOM

Desde el 15 septiembre hasta el 28 de Noviembre

http://www.antoniomuniz-art.com